Volver al Inicio
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  Noticias del mundo de la Técnologia | Llegó Slingshot, la app de Facebook que autodestruye su contenido

La zanahoria que eleva a estas firmas tan alto en el cielo es un filón de cientos de millones de personas que estarían contentas de acceder a Internet, pero habitan en zonas desfavorecidas, que carecen de la infraestructura necesaria. La ecuación es: más usuarios conectados, más clientes. Allá van entonces Google y Facebook. El primero ya tiene alrededor del 90% de las búsquedas. La red social alcanza los 1.150 millones de usuarios.

Con su proyecto Loon (alocado, en inglés), Google está probando desde hace exactamente un año una red de globos aerostáticos que surcan las alturas, muy por encima de la línea de vuelo de los aviones comerciales, a unos veinte kilómetros sobre la superficie terrestre. Los globos de Loon andan libres de toda atadura, aunque su altura es controlada desde la tierra en cada momento para mantenerlos, siempre, a una altitud en la que haya vientos que los mantengan en la zona que tienen asignada.

En un comienzo, los globos Loon eran capaces de intercambiar datos de modo inalámbrico entre ellos, desde y hacia estaciones terrenas y también desde y hacia antenas ubicadas en las casas de quienes probaban el sistema. Pero, apelando a la tecnología LTE, ya han logrado conectarse de modo directo con smartphones: ahora, al menos en pruebas, es posible acceder a Internet vía Loon desde un teléfono.

De este modo, además de llevar Internet allí donde no hay, Loon podría servir de complemento a las redes LTE actuales, afirmaron líderes del proyecto a la revista Wired. Quienes agregaron que es posible que el año que viene se llegue a una prueba piloto en la que haya en el cielo entre 300 y 400 globos dando conectividad a zonas determinadas.
Sale a competir con Snapchat, que permite enviar fotos y videos que desaparecen. Se puede descargar a nivel mundial desde hoy.

Facebook anunció que Slingshot, su nueva aplicación móvil para compartir fotos y vídeos de forma “efímera” o “fugaz”, está disponible desde hoy en Argentina y en todo el mundo.
En Slingshot los contenidos enviados se autodestruyen, al igual que en Snapchat, con la particularidad de que para verlos el usuario tiene que mandar una foto o un vídeo a quien antes haya hecho lo mismo con él.

El trueque es la condición sine qua non para disfrutar de la aplicación: “sólo si se implica de forma activa podrá el usuario ver satisfecha su curiosidad de conocer qué le muestran sus amigos”, dice Facebook.

“Es una aplicación para que todo el mundo cree contenidos y nadie se quede en ser sólo espectador. La clave es que tenés que enviar algo para ver lo que recibiste”, expicó a Efe el responsable del producto, Will Ruben.

El proceso de desbloqueo de ese contenido mediante la reciprocidad se realiza a ciegas porque el usuario manda algo sin saber de qué índole es lo que recibió.

Ruben sostuvo que este mecanismo es una forma de “mostrarle a tus amigos qué querés saber de ellos, de lo que está pasando en sus vidas”, así como de “restar presión al proceso de creación” de contenidos.

“Nuestra intención es que Slingshot sea un lugar donde todo el mundo se sienta inspirado para crear y expresarse”, dijo el diseñador de la aplicación, Joey Flinn.

Slingshot permite enviar fotos y vídeos (de hasta 15 segundos), sobre los que se pueden escribir epígrafes y hacer dibujos, a tantos contactos a la vez como el usuario desee.

“No la concebimos tanto como una aplicación de mensajería, sino que la vemos más cerca de un torrente de noticias”, destacó Ruben. Y es que los distintos contenidos recibidos, una vez desbloqueados, se irán ordenando como en un “muro” de la red social.

Además, cuando los vaya viendo, el usuario puede responder con su reacción en foto, vídeo o texto, entonces -o cuando deslice el dedo sobre ellos- se borrarán.

“Estamos convencidos de que Slingshot introduce una nueva forma de compartir en el mundo”, dijo Flynn, quien puso énfasis en que la aplicación busca hacer partícipes a los demás de los “pequeños momentos” de la vida.

Slingshot está disponible en inglés para usuarios de los dispositivos móviles con las versiones más actuales de iOS (Apple) y Android (Google). Se publicó la semana pasada en Estados Unidos y hoy aterriza en el resto del mundo.

Por el momento, Facebook no planea llevar la aplicación hacia otros sistemas operativos, como pueda ser Windows Phone.

La idea, según Ruben, nació en diciembre en un “hackaton” en el seno Creative Labs, la unidad de Facebook para experimentar con aplicaciones móviles de la que también surgió Paper.

Un equipo de diez personas trabajó en esta idea desde enero. SLINGSHOT competirá ahora con Snapchat, la popular aplicación para compartir mensajes e imágenes que se eliminan poco después de ser vistas y que Facebook intentó comprar por 3.000 millones de dólares.

Fuente: Agencias EFE, ROUTERS y @NextClarin | 30/6/2014